+57 313 687 7400 marinosradio@gmail.com
Seleccionar página

El ciclista colombiano Iván Ramiro Sosa se mantiene como líder de la Vuelta a Burgos 2019, a falta de una jornada. El joven cavó profundamente en la explosión cuesta arriba hacia Ciudad Romana de Clunia, y a pesar de perder unos segundos en el final ante  ganador de la etapa, Alex Aranburu, el pedalista del equipo INEOS sigue siendo el más firme candidato a ganar, lo que significaría revalidar lo hecho hace un año, cuando hacía parte del equipo Androni Giocatoli.

Jhonathan Narváez abrió el sprint en las empinadas pendientes finales, pero fue revisado tarde para terminar quinto. Alex Aranburu (Caja Rural-Seguros RGA) reclamó la victoria, con Sosa llegando a casa nueve segundos después.

El español David de la Cruz también permanece entre los cinco primeros en general, 30 segundos atrás en el quinto lugar. El equipo INEOS volvió a trabajar duro para proteger la camiseta morada, ayudando a marcar el ritmo y finalmente conduciendo a la escalada final con Vasil Kiryienka.

Sosa ha confesado al finalizar la etapa, que se ha visto “un poco al límite” en esta subida a Clunia, la cuál ha calificado de “muy dura por el calor” y porque “el terreno no era llano”.

“Sufro mucho en las subidas cortas” ha añadido el colombiano que ha perdido 9 segundos con respecto a otro de los hombres para seguir en esta vuelta, Richard Carapaz. Sin embargo ha insistido que el viernes “está todo abierto” y esperará a ver “cómo reacciona el cuerpo en subidas largas”.

Por otro lado, la subida a Neila, última etapa de la Vuelta a Burgos, suele decidir el ganador de la ronda burgalesa y por eso Sosa espera “poder repetir la victoria del año pasado” ya que es una subida que le favorece.  “Me gustaría poder volver a ganar en Neila” ha afirmado el corredor del Ineos que, de conseguirlo, sumaría su segunda Vuelta a Burgos.